Top Menu

Crea tu Plan de Social Media en 5 pasos y sácale partido a las redes sociales (y II)

Por Ros

Publicado en | Tags : , , , ,

 

Sácale partido a las redes sociales.

Desde hoy.

Porque estás dedicándoles mucho tiempo y no obtienes resultados.

No terminas de “conectar” con tus seguidores.

Ni comprendes por qué lo que a tu amiga le funciona a ti no.

En definitiva, porque sabes que son una herramienta con un enorme potencial y te da rabia no poder/saber exprimirlas más.

Ok. Dejemos la frustración de lado ahora.

Busquemos soluciones.

Juntas.

Y sigamos desarrollando nuestro Plan de Social Media. Sí, ese que comenzamos hace unos días.

Si no has leído la primera parte de este post, hazlo ahora. Así todo tendrá mucho más sentido ;)

 

Tu Plan de Social Media simplificado y “al grano”.

No hay tiempo que perder.

Ya hemos hablado de los puntos 1 y 2 (objetivos y público objetivo), y hoy lo completamos con 3, 4 y 5.

Y para que el post no quede “raro”, vamos a hacer un mini-resumen de lo que ya hemos comentado.

 

1. Objetivos: dónde quieres llegar, por qué y para qué.

Sin objetivos, estás perdida.

Literalmente.

No puedes avanzar ni acercarte a ellos si no sabes cuáles son.

Ahora bien, tus objetivos deben cumplir unas normas y ser fieles a la fórmula SMART (muy inteligente, sin duda :P). ¿La conoces?

S: Specific = Específico.
M: Measurable = Medible.
A: Achievable = Alcanzable.
R: Realistic = Realista.
T: Time-based = con fecha de cumplimiento o límite de tiempo.

 

Siempre debes tener presente “por qué” y “para qué” estás desarrollando tu plan.

A partir de ahí, divide tus objetivos entre objetivos generales (2 ó 3 máximo) y específicos (desgrana cada uno de los generales en otros 3 ó 4).

Por ejemplo, si tu objetivo general es fidelizar a tus clientes, tus objetivos específicos podrían ser:

 

  • Aportar contenidos de calidad a través de los canales más idóneos.
  • Planificar y difundir campañas exclusivas para clientes de la marca.
  • Fomentar la conversación con los clientes para conocer sus opiniones.

 

Y partir de aquí podrás convertir cada uno de ellos en estrategias y acciones concretas.

Por ejemplo, para fomentar la conversación con los clientes y conocer sus opiniones, te podrías plantear habilitar el servicio de atención al cliente mediante tu cuenta de Twitter, respondiendo a las menciones a tu marca en un plazo máximo de 3 horas de lunes a viernes de 9 a 21h, y de 24 h fuera de este horario.

 

2. Target o público objetivo: con quién vas a hablar.

¿A quién quieres conquistar?

Como si de un buen romance se tratase, necesitas saber cómo piensa, cómo actúa y cómo siente tu cliente ideal.

Nunca pienses que tu producto o servicio es “para todo el mundo“.

Nunca.

Porque ni puedes gustarle a todo el mundo, ni te interesa atraer a todo el mundo.

Debes ser selectiva (igual que lo eres al elegir tus relaciones personales y a tus colegas de trabajo).

Dedica tiempo a conocer a tus clientes potenciales.

Hay una frase de Simon Sinek que me gusta mucho:

If you don’t understand people, you don’t understand business.

Y podemos aplicarlo en este punto. Porque si no entiendes a tus clientes, tu negocio no puede prosperar.

Piénsalo. Tiene todo el sentido del mundo.

 

3. Contenidos: qué les vas a decir y cómo.

Ahora que ya sabes qué quieres conseguir y con quién vas a “hablar”, necesitas definir qué les vas a decir a tus clientes, y cómo vas a hacerlo.

 

Temática.

¿Qué puedes ofrecerles para captar su interés? ¿De qué manera puedes ayudarles?

¿Puedes resolver alguno de sus problemas? ¿Cómo vas a mantener el contacto con ellos?

¿Les premiarás por seguirte en tus redes sociales? ¿Tendrán acceso a primicias, descuentos, promociones, sorteos? ¿Podrán decidir sobre los productos que vas a poner a la venta?

Ten en cuenta que cada uno de tus mensajes tiene que estar alineado con tus objetivos y con el perfil de tu cliente.

Eso es lo que garantizará tu éxito y la coherencia de tu marca.

 

Tono de comunicación.

Ahora que conoces a tu cliente como la palma de tu mano, será mucho más sencillo comunicarte con él/ella.

¿Cómo será tu tono de voz? ¿Serás cercana y emocional, o más bien educativa? ¿Fresca y divertida o seria y corporativa? ¿De tú o de usted? ¿Palabras técnicas o cotidianas?

El tono de comunicación es fundamental para conseguir esa “conexión”.

Mejor lo vemos con un ejemplo.

¿Verdad que no hablas de la misma manera con una profesional de tu sector, con tus hijos, con tus amigas un sábado por la noche ó con tu pareja? De hecho, ni siquiera hablas de la misma manera dependiendo de lo que quieres transmitir (alegría, enfado, tristeza, indignación…)

Adaptamos nuestro lenguaje continuamente dependiendo del entorno en el que nos movemos.

Y eso debes tenerlo muy en cuenta en tu plan.

Porque vas a tener que seleccionar contenidos propios y de terceros. Y cuando compartas o te hagas eco de contenidos de otros, es importante que sean afines al tono de voz con el que tú te comunicas de manera habitual.

Un momento. Vamos a recopilar. Para no perdernos :)

Ya tienes claro qué quieres conseguir, a qué grupo de personas quieres “conquistar” y qué temas les interesan. Además, como les conoces bien, también sabes de qué forma tienes que hablarles para crear una atmósfera adecuada.

Sí, sé lo que estás pensando, es parecido a una primera cita.

Primero hay un juego de seducción. Y cuando la relación avanza, vamos en busca del compromiso, ¡para que tu cliente no piense en nadie más a la primera de cambio!

 

Tipos de Contenidos.

Tenemos temas, tono, y ahora vamos a elegir los contenidos.

¡Ojo! Cuando hablamos de contenidos no estamos hablando exclusivamente de publicaciones en un blog.

Los contenidos pueden adoptar un montón de formatos diferentes. Por ejemplo:

  • Imágenes.
  • Infografías.
  • Podcasts.
  • Vídeos.
  • Tutoriales y videotutoriales.
  • Webinars.
  • Informes.
  • Presentaciones.
  • Artículos.
  • Gráficas.
  • Guías.
  • GIFs…

Entonces, ¿tus contenidos serán vídeos, textos, podcast, fotografías, infografías? ¿Vas a combinar contenidos de diferentes tipos pero predominarán los vídeos, por ejemplo?

¿Dispondrás de contenidos propios de tu blog corporativo? ¿Generas vídeos? ¿Vas a promocionar el lanzamiento de nuevos productos o servicios?

 

Fuentes.

Además de los contenidos que tú generes, debes compartir contenidos externos de otros profesionales o empresas que pueden interesar a tus clientes.

No hables sólo de ti.

Para elegir tus fuentes pregúntate:

¿A tus clientes les interesan las noticias de actualidad? ¿Buscan contenidos muy especializados de un tema concreto? ¿Les interesan más los artículos de opinión? ¿Prefieren trucos y tutoriales?

Por tu parte, ¿a qué medios recurrirás? ¿Revistas, prensa, bloggers?

 

Calendario de publicaciones.

La parte final es clave.

Porque lo que no se programa, no existe.

En tu calendario debes incluir la frecuencia y periodicidad de tus publicaciones, así como el tipo de contenido.

Y tendrás un calendario para cada uno de los medios sociales en los que vayas a tener presencia.

Sí, lo sé. Cuando estás empezando resulta muy “tentador” publicar cuando te viene bien y tienes un hueco, pero debo recomendarte que siempre lo hagas teniendo en cuenta tu calendario.

Las acciones planificadas son mucho más efectivas y te van a ayudar a medir mejor los resultados que obtienes.

Entonces, ¿qué tipo de datos hay que incluir en el calendario?

  • Frecuencia: ¿Vas a publicar dos veces al día? ¿Una? ¿De lunes a domingo? ¿De lunes a viernes? ¿Sólo los martes y viernes, por ejemplo?
  • Tema: Si vas a compartir contenidos de diferentes temáticas, define cuándo lo vas a hacer.
  • Horario: ¿Mañanas, tardes, noches? ¿Franja horaria? Este dato lo podrás ir adaptando conforme analices tus estadísticas.
  • Tipo: ¿1 vídeo a la semana? ¿Más? ¿Fotografías todos los días? ¿Sólo publicaciones de blogs? ¿Lunes vídeo, martes infografía, miércoles post de tu blog y jueves y viernes fotografías, por ejemplo?

 

 

4. Herramientas y recursos: para llegar a buen puerto más fácilmente.

¿¡Qué haríamos sin nuestras herramientas de análisis y gestión!?

El trabajo de gestión de redes sociales se puede eternizar y convertirse en un auténtico “martirio” si no tenemos las herramientas adecuadas. Imagínate al pintor sin sus pinceles o a la modista sin su dedal.

Las herramientas te van a permitir monitorizar, gestionar y medir el resultado de tus acciones.

Si no te dedicas de forma profesional a este sector lo normal es que utilices herramientas gratuitas (afortunadamente, hay muchas y muy buenas).

La ventaja principal es que no corres ningún riesgo al probarlas y si no te gustan sólo tienes que cambiar. Puedes acceder a cientos de ellas.

En este punto sólo puedo decirte que no te “marees” tratando de probarlas todas, es imposible.

Básate en tu experiencia previa o en recomendaciones de personas que tengan más experiencia que tú.

En mi caso, estas son algunas de mis “imprescindibles”.

 

Monitorización:

 

Gestión:

 

Análisis y estadísticas:

  • Facebook Insights.
  • Twitter Analytics.
  • Pinterest Analytics.

 

Con respecto a los recursos que necesitarás para poner en marcha tu Plan, debes responder a cuestiones como:

  • ¿Quién va a implementar las acciones del plan? ¿Será la propia empresa o se va a externalizar el servicio?
  • ¿Cual es el plazo de ejecución de las acciones?
  • Si vais a compartir funciones la empresa externa y la tuya, ¿quién va a coordinarlo? ¿Quién se encargará de cada una de ellas?
  • ¿Cuántas horas se van a dedicar semanalmente a implementar el plan? ¿Con qué distribución? ¿De lunes a viernes? ¿De lunes a domingo?
  • ¿Cual es la partida presupuestaria mensual para publicidad en redes sociales?
  • ¿Será preciso comprar algún dispositivo nuevo (smartphone, tablet, portátil…)?

Piensa que cuando hablamos de recursos englobamos recursos humanos, económicos y tecnológicos.

 

 

5. Resultados: ¿vas por buen camino?

Si no mides el resultado de lo que haces, estás perdida.

Necesitas saber si te estás acercando a tu destino, o te estás desviando.

Es importante que tengas claro que el éxito de tu presencia en redes sociales no se mide por el número de seguidores que tengas.

Es preferible que tengas una comunidad más pequeña pero comprometida y activa, que contar con un montón de seguidores “mudos”.

Te interesa la interacción, el compromiso, la acción.

Porque las redes sociales son conversaciones.

Y no tengas miedo.

Si llegan las críticas, las afrontarás de manera clara, transparente y honesta.

Porque, ¿qué prefieres? ¿Saber de primera mano si tus productos o servicios no cumplen con las expectativas? ¿O permanecer ajena a las opiniones de tus clientes?

Siempre es mejor saber.

Porque la peor queja es la que se guarda.

Cuando eres conocedora de una incidencia, queja o reclamación, puedes solventarla (debes, de hecho), pero si no eres consciente, ¿cómo vas a mejorar?

Así que ármate con las herramientas correspondientes (hemos hablado de ellas en el apartado anterior) y mide.

Analiza con Google Analytics cómo están llegando los clientes a tu web (el origen de tu tráfico) y qué contenidos son los que suscitan más interés.

Comprueba qué recorrido hacen por tu sitio web (comportamiento), y trabaja duro para que permanezcan más tiempo y que se dirijan a las páginas que a ti te interesa que visiten.

Exprime Facebook Insights para saber qué publicaciones tienen más éxito, en qué horarios te interesa publicar, y qué días de la semana, por ejemplo.

Y así con cada una de las plataformas en las que tengas presencia.

***

Ahora, cuéntame, ¿ya tienes claro en qué redes deberías tener presencia? ¿Ya has creado tu plan? ¿Qué es lo que más te cuesta? Si me dejas un comentario, podemos crear publicaciones para resolver esos obstáculos.

Te leo con atención. No te cortes :)

Sobre Ros

Dicen que su capacidad para desarrollar un concepto de la nada y transformarlo en un negocio triunfador, es única. Nacida para emprender, Ros se lanza a cada proyecto siempre con una sonrisa, porque está convencida de que en esta vida hay que hacer las cosas con ilusión, buen humor (el suyo, dicen que es algo inglés), y respeto por los demás. Le fascina Internet porque tiene el "superpoder" de acercar el conocimiento y las personas entre sí como nada ni nadie. No cree en las distancias, y está convencida de que uno puede sentirse cerca de quien quiera, esté donde esté. La aventura de la Re-invención a los 40 le está resultando súper emocionante. Y quiere más.

¿Te ha gustado? Compártelo ;)

2 reflexiones en Crea tu Plan de Social Media en 5 pasos y sácale partido a las redes sociales (y II)

  1. Avatar
    Laura Responder 25 febrero, 2016 at 9:11 pm

    uuuuuuuuf jajajaja!!!!! he tomado nota!!!! literalmente ehh!!! espero hacer bien los deberes, La verdad q es un poco frustrante no saber cómo hacer las cosas, no saber por donde empezar. Por eso, GRACIAS!!!!!!!!!!!!!! Creo que de todos estos puntos lo que más me va a costar es el tema de los análisis, las estadísticas y todo eso!!!!!!!! es oooooootro mundo para mi!! jaja.
    otra vez GRACIAS!!!!!

    #
    • Ros
      Ros Responder 25 febrero, 2016 at 11:36 pm

      ¡Tómatelo con calma, Laura! Entiendo que es mucha información de golpe. Pero ya verás como todas las preguntas te ayudan a poner “orden” en tu cabeza y a sacarle más partido al tiempo que inviertes en redes. La parte de la analítica puede resultar un poquito más “dura” al principio, pero seguiremos hablando de ellas de una forma sencilla y clara. Al final ¡hasta les cogerás cariño de lo útiles que son! :) Un abrazo.

      #

Deja una respuesta


También te puede interesar...