Top Menu

Cómo evitar que tu email acabe en la papelera (sin que nadie lo lea)

Por Ros

Publicado en | Tags : , ,

 

Muchos de mis clientes me escriben a menudo con el mismo problema:

No consigo que mis clientes abran mis emails.

Es decir, dedican tiempo, esfuerzo y cariño a escribir un email interesante y persuasivo, pero el resultado final no tiene nada que ver con lo que esperan.

El email acaba en la basura.

Y eso representa una pérdida de tiempo, de dinero y de oportunidades.

Así que me he puesto a indagar, y quiero compartir contigo ejemplos de asuntos de emails que están generando muchísimo interés en diferentes sectores y en todo el mundo.

Espero que los 40 titulares (¡sí, 40!) te sirvan de inspiración y te ayuden a conseguir lo que te propongas con tu email.

Pero antes de llegar a ellos, vamos a repasar algunos errores que te pueden estar pasando factura.

Lo primero y principal, que ya debes saber después de dar tus primeros pasos en el mundo del Email Marketing, es que necesitas autorización.

Sí o sí.

Si coges un montón de direcciones, de manera aleatoria, de empresas que crees que podrían estar interesadas en tus productos o servicios y les envías un email sin ton ni son, y sin avisar, efectivamente, tu email acaba en la basura.

100% garantizado.

Pero, ¿y qué más?

 

10 “deslices” que cometes al enviar Emails a tus clientes (y que te están perjudicando seriamente).

1. Tu base de datos está obsoleta.

Utilizas listados de direcciones de correo electrónico que no están actualizados, con lo cual, ¡tu tasa de rebote debe ser altísima!

Piensa que hoy en día la gente cambia su email muy a menudo.

Precisamente por eso, es importante que mantengas tus listas al día.

¿Cómo?

Revisándolas cada 3 o 6 meses y eliminando las direcciones que no “reaccionan” a tus emails (antes de hacerlo puedes intentar una última llamada de atención para reconquistarles).

 

2. No personalizas tus envíos.

No escribes el nombre de tu empresa o blog en el campo de remitente, y tu destinatario no tiene ni idea de quién le está escribiendo.

¿Abrirías una carta sin remitente en el reverso?

No sé tú, pero yo me lo pensaría.

 

3. Escribes emails sosos, aburridos y sin chispa.

No te ofendas, por favor.

Lo que quiero poner en valor es la importancia de lo que dices y cómo lo dices.

¿Estás aprovechando la magia del copywriting, también conocido como escritura persuasiva?

¿No?

Pues necesitas escribir títulos súper atractivos que destaquen frente al resto y que inviten al destinatario a seguir leyendo.

¿Por ejemplo? 

Ante todo, debes tener muy, pero que muy claro, a quién le envías el email.

O, en otras palabras, quién es tu cliente ideal: qué le motiva y qué le quita el sueño (o qué teme).

A partir de ahí podrás traducir ese conocimiento en titulares exclusivamente dirigidos a ese tipo de lector/a.

Tu titular, además de ser muy específico (cuantas más cifras y estadísticas le proporciones, mejor), tiene que plantar la semilla de la curiosidad en el cliente.

Es decir, le tienes que dejar a medias e incitarle a seguir leyendo el resto del texto.

 

4. Te Enrollas.

El tema de la extensión de los emails es polémico.

Lo importante es aportar contenido útil y de valor, sin extenderse más de lo necesario.

Es decir, tus emails tienen que ser lo largos que tengan que ser para conseguir el resultado deseado.

Ni más, ni menos.

 

5. Les confundes.

No les facilitas la lectura y les presentas plantillas complicadas con varias columnas de texto.

Eso les aturde y les desanima a leer.

Recuerda: keep it simple!

O menos, es más :)

 

6. No te adaptas.

Tus emails no se leen correctamente en dispositivos móviles.

Es decir, no tienen un formato responsive.

No olvides que una gran mayoría de tus clientes abren sus mensajes en móvil.

Si tu email no tiene el formato ni el texto adaptado a dispositivos móviles, estás perdiendo a muchos de ellos.

 

7. Escondes la opción de baja. 

No muestras la opción de “darse de baja” o “cancelar la suscripción“.

No tengas miedo a incluirlo.

Si no lo haces, no conseguirás “retener” a tu lector y provocarás el efecto contrario.

 

8. Te lanzas antes de hora.

No haces pruebas antes de enviar tu mail.

Meeeeeeec, ¡error!

Imagina que no has configurado la imagen correctamente, o que los enlaces no funcionan por el motivo que sea.

Le vas a remitir un email a cientos o miles de personas y cada una de ellas va a ser testigo de tu error :(

Un error que dice muy poco de la atención al cliente (y al detalle) de tu marca.

 

9. No facilitas el contacto.

No proporcionas tus datos de contacto, y por lo tanto, el cliente no puede consultarte o pedirte lo que necesita fácilmente.

Además, el hecho de que no incluyas los datos de tu empresa puede transmitir la sensación de que no eres una entidad seria.

Y no quieres eso, ¿verdad?

 

10. El contenido es un tostón.

Les aburres.

Por mucho que te duela, puede que esta sea una de tus mayores debilidades.

Tú no tienes tiempo ni interés, y escribes tus emails deprisa, corriendo y con poquísimas ganas.

Algo como:

Hola X,

Aquí tienes los artículos del mes de abril en el blog:

Post 1…

2…

3…

Esperamos que te sean útiles.

Saludos,

Ros

Si es así, tu primera prioridad es cambiar y mejorar tu estilo de redacción, o contratar a un copywriter profesional.

Porque este tipo de texto, en lugar de atraer al cliente, le ofende.

Por todo esto (y mucho más), puede que tus emails acaben en la papelera.

 

 

Después de repasar estos deslices, queda claro que sin un titular cautivador, tus posibilidades de perder a tus clientes potenciales aumentan considerablemente.

Porque piensa por un momento, ¿cuántos emails recibes en un día?

¿Y cuántos acabas eliminando?

¿El 70%?

O sea que sobrevive el 30%.

¿Por qué? ¿Qué les hace destacarse?

¿Cómo consiguen atraer tu atención? ¿Por qué les dedicas tu tiempo?

¿Por qué te incitan a leerlos hasta la última palabra?

Aquí tienes algunos de los motivos principales.

Y sí, tranquila, no me olvido de los 40 titulares ;)

 

4 Motivos para hacer Clic en un Email.

Ahora quiero darte 4 razones por las que tú, yo, y la mayoría de los usuarios, abrimos un email.

Y una vez estás dentro… ¡ya has recorrido más de la mitad del camino!

 

1. La empresa ha hecho un esfuerzo por conocerte.

Saben perfectamente cómo eres, qué necesitas, qué temes, qué te motiva, y qué te seduce.

Conocen a su mercado.

Y traducen ese conocimiento en titulares exclusivamente dirigidos a ti.

Con lo que tú te sientes identificada.

 

2. El titular es muy específico.

Un enfoque mucho más ceñido, un porcentaje concreto o una cifra específica, llaman mucho más la atención que una frase genérica y ambigua.

O sea que un “Consigue un aumento del 57% en tu facturación con este sencillo truco”, siempre te va a dar muchos más clics que un “Consigue grandes resultados con este recurso”.

 

3. Ha plantado en ti la semilla de la curiosidad.

Sí, consiguieron que no lo borrases, y eso está genial.

Pero el objetivo de cualquier empresa, por encima de todo, es que leas el artículo y compres el producto.

Y para eso tienen que despertar tu curiosidad.

Por eso te dejan a medias y tú, como persona curiosa que eres, te sientes motivada a seguir leyendo hasta que resuelvas ese enigma.

 

4. Te promete una recompensa.

El titular ha hecho que indagues más a fondo hasta descubrir la recompensa.

Porque sabes que tiene que haber una recompensa.

Tienen que ofrecer algo a cambio de tu tiempo, ¿no?

Efectivamente.

Un email bien escrito te va a premiar con un descuento, una suscripción gratuita o una oferta exclusiva.

Y tú lo sabes.

¿Necesitas ejemplos concretos?

Ok.

No me haré de rogar ;)

Vamos con los 40 titulares de los que venimos hablando desde el principio.

Veo que estás atenta.

Sí, esta es la recompensa por leer este post de casi 2.000 palabras :)

 

40 asuntos de email que cautivarán a tus lectores y les obligarán a hacer click.

Usa variaciones de titulares como estos y verás mejorar tu click rate o tasa de clicks mejora considerablemente.

Espero que te sirvan de inspiración y te ayuden a conseguir lo que todas queremos: que el cliente llame, reserve o compre.

 

1. Ros, ¿te estamos aburriendo?

2. Ros, ¿dónde te has metido?

3. Ros, ¿tienes un segundito para hablar de tu marketing digital?

4. Ros, te echamos de menos.

5. ¿Sabes cómo crear el/la X perfecto? Yo sí.

6. ¡Felicidades! Tu empresa está a punto de quedarse obsoleta.

7. ¿Mal día en la oficina?

8. ¿No das abasto? 11 maneras de simplificar tu bandeja de entrada.

9. ¿Frustrada? 7 maneras de tomarte las cosas con filosofía.

10. X pasos para duplicar el tráfico a tu blog.

11. ¡Deshazte de X de una vez por todas!

12. No estás sola.

13. Te doy permiso para robar estas plantillas de X.

14. Deja de escuchar a tus clientes.

15. Nunca escribas un post aburrido de nuevo.

16. Para quienes están a punto de X.

17. Si yo puedo escribir posts irresistibles, tú también podrás.

18. Todo lo que sabes sobre X es incorrecto.

19. Cómo pasé de 0 a X lectores en un mes.

20. Cómo sacarle 12 horas a un día de 8.

 

 

21. Cómo terminar tu lucha con X.

22. Cómo reducir 150€ en tu factura de X en tiempo récord.

23. Los 20 tuits más ridículos de los Óscars.

24. 7 razones por las que tus empleadas te odian.

25. 12 tableros de Pinterest sin los que no puedes vivir. El 3º es mi biblia.

26. 27 (disparatadas) maneras de matar a tu comunidad virtual.

27. 8 de cada 10 españoles están totalmente equivocados sobre este tema.

28. 7 mentiras que tu abogada te va a decir.

29. 13 cosas que tu diseñador web no te va a decir nunca.

30. 7 factores poco conocidos que podrían afectar tus rankings en Google.

31. 10 señales impepinables de que has escogido el X erróneo.

32. 7 errores en tu estrategia de Email Marketing que te hacen parecer incompetente.

33. 8 errores que cometes en tus redes sociales y te hacen parecer incompetente.

34. 7 atajos para construir una página web en tiempo récord.

35. Lo que Kim Kardashian puede enseñarte sobre Email Marketing.

36. Cinco estrategias para escribir posts perfectos. La cuarta te fascinará.

37. ¿Cometes estos 5 errores al escribir tus emails?

38. Los 10 ingredientes de un X perfecto.

39. ¿Podemos realmente confiar en X?

40. La sorprendente verdad sobre X.

 

Sólo tienes que adaptar los titulares a tu sector y actividad y… ¡listo!

Ya tienes un montón de ideas para marcar la diferencia.

Ahora cuéntame, ¿cuál es tu mayor dificultad a la hora de crear tus campañas de Email Marketing? Te leo en los comentarios :)

 

Sobre Ros

Dicen que su capacidad para desarrollar un concepto de la nada y transformarlo en un negocio triunfador, es única. Nacida para emprender, Ros se lanza a cada proyecto siempre con una sonrisa, porque está convencida de que en esta vida hay que hacer las cosas con ilusión, buen humor (el suyo, dicen que es algo inglés), y respeto por los demás. Le fascina Internet porque tiene el "superpoder" de acercar el conocimiento y las personas entre sí como nada ni nadie. No cree en las distancias, y está convencida de que uno puede sentirse cerca de quien quiera, esté donde esté. La aventura de la Re-invención a los 40 le está resultando súper emocionante. Y quiere más.

¿Te ha gustado? Compártelo ;)

2 reflexiones en Cómo evitar que tu email acabe en la papelera (sin que nadie lo lea)

  1. Avatar
    PEPA GÓMEZ MARTÍN Responder 8 abril, 2017 at 7:51 pm

    Hola Ros, es la primera de vez que te escribo aunque leo, muchos de tus post. (otros no, y me avergüenza reconocerlo, por falta de tiempo).
    Quiero felicitarte por tu profesionalidad y tu gran labor. Estoy segura que, como a mi, ayudas a miles de personal.

    Muchísimas gracias de corazón.
    Te seguiré leyendo.

    Felíz fin de semana.!!!!

    #
    • Ros
      Ros Responder 9 abril, 2017 at 9:10 am

      Hola Pepa! Me alegra muchísimo que te hayas animado a dejar tu comentario :) Muchas gracias por tus palabras!!! Ya sabes que si hay algún tema que te gustaría leer en el blog, puedes escribirme a hola@40yque.com con tu sugerencia. Un abrazo!

      #

Deja una respuesta


También te puede interesar...