Top Menu

Reflexiones de una mujer de 40 quemada con su trabajo. ¿Es tu caso?

Por Raquel

Publicado en | Tags : , , ,

 

Las vacaciones de verano ya están a la vuelta de la esquina.

¿No ves el momento de “aparcar” el trabajo y dejar atrás la rutina del día a día?

Pensar en nada, viajar, leer, torrarte en la playa…

Apuesto a que has mirado y calculado los días en el calendario un millón de veces desde tus últimas mini vacaciones.

Demasiado lejos para recordarlas, aunque no haya pasado mucho tiempo.

Y es que tu tiempo es relativo.

¿Pasa muy despacio en tu horario de oficina y demasiado rápido en los momentos felices?

No es tan raro. Dicen que cuando estás haciendo lo que realmente deseas el tiempo pasa muy deprisa.

Pero tranquila, ya llegan las vacaciones.

¡Te las mereces!

Una pena que solo puedas disfrutar de 30 días de los 365 que tiene el año…

Un poco descompensado, ¿no crees?

 

¿Sueñas con las vacaciones o con un trabajo de ensueño?

Dormir, trabajar, sobrevivir.

¿Te has planteado alguna vez un día a día distinto?

Sí, lo sé, puede que ni siquiera te plantees que haya otro modo de vida.

Que no veas más allá del día de hoy, porque todo es cuesta arriba.

O que te fijes constantemente en otros estilos de vida y te mueras de envidia en silencio.

Pero, créeme, hay otras formas de vivir la vida.

Dentro de ti hay alguien que te grita que despiertes, que te mereces 365 días de alegría, felicidad, tranquilidad y de una vida plena.

¿Qué te hace permanecer estancada en tu día de la marmota?

 

Reinventa tu día de la marmota.

Por si no has visto la película, te diré que el protagonista de la película “El día de la marmota” vivía las mismas cosas cada día.

Se cruzaba con las mismas personas, hacía el mismo trabajo, conversaba sobre los mismos temas…

Una rutina monótona y sin sorpresas en la que es muy fácil caer.

Pero no siempre fue así, ¿verdad?

Hubo épocas en las que tenías ilusión y te sentías ágil física, mental y anímicamente.

Todos los días eran diferentes.

Conseguir tu primer trabajo fue tu triunfo.

Después de todo tu esfuerzo, años de estudio, de pasar entrevistas… había llegado tu momento.

Y, además, con ese trabajo podrías empezar a construir tu vida independiente.

Viajar, cuidarte, casarte, plantearte cómo querías que fuera tu futuro…

¿Es tal y como lo imaginabas en su momento?

Lo cierto es que eso duró lo que duró, y ahora parece que ha desaparecido por completo.

No queda ni rastro de todo aquello.

Parece tan lejano…

Pasan los meses sin darte cuenta, los años pican y todo se va acomodando peligrosamente.

Todo deja de tener una emoción expectante, y crees que es porque te haces mayor.

¡Eres una mujer de 40!

Incluso te atreves a decir que es la madurez que todo lo cambia.

 

Tu edad, ¿excusa o realidad?

Te voy a confesar algo.

Las emociones, el entusiasmo, la energía, la novedad… no tienen años, tienen ganas.

Y tú ahora tienes ganas pero no sabes de dónde sacar las fuerzas.

¿Me equivoco?

Imagínate volver a encontrarte con un panorama nuevo pero con tu experiencia.

Un futuro ilusionante, que te hiciera sentir de nuevo útil, vital, joven.

Suena bien, ¿verdad?

Lástima que seas tú quien elige todo lo contrario.

Te has amoldado a tu zona de confort.

Una zona donde aparentemente está todo lo que necesitas, pero no todo lo que quieres.

Una zona que te apalanca, que no te hace sonreír, pero sí vivir como los demás.

Y así pasa el tiempo, tu tiempo, ese tiempo tuyo tan relativo.

Sin hacer nada, sin darte la oportunidad de quitarte de encima losas de irritabilidad, cansancio y miedo.

 

Renovarse o morir. Tú eliges.

El calor, la presión de todo y de todos, el cansancio… se están acumulando cada vez más en ti.

Hay días que se te ha pasado por la cabeza mandar todo al carajo y empezar de cero.

Son ataques de valentía que duran poco, después simplemente te hundes en tus pensamientos.

  • ¿Dónde vas?
  • ¿Qué haces?
  • ¿Qué quieres?

Y no encuentras respuestas.

Te remueves en tu sitio, te recolocas, despejas esos pensamientos de tu mente y te obligas a centrarte de nuevo en tu trabajo.

No sabes el daño que te estás haciendo.

Estás acelerando tu envejecimiento, en tu carácter y en tu estado físico.

Estás aburriendo y te estás aburriendo.

¿Hay un escenario peor que todos los años de vida laboral que te quedan por delante?

Sí, lo hay.

El ejemplo que vas a dejar a tus hijos, tus sobrinos…

A todos aquellos para los que eres un referente.

Porque lo eres. Y no puedes evitar tu posición.

No puedes animar a los demás a que vayan tras sus sueños, si tú no lo haces.

Y tu mayor sueño puede ser simplemente vivir con tranquilidad y disfrutar de los tuyos.

Pero no lo estás haciendo.

El trabajo te absorbe en todos los sentidos y eso es lo que tú estás transmitiendo y enseñando.

Estás diciendo sin palabras. Ese es tu legado al mundo.

¿De verdad esa es la vida que quieres para ti?

Déjame un comentario y dime con qué sueñas cada día… ¡estoy deseando saber de ti!

 

Sobre Raquel

Dicen que expresa con la mirada más que con las palabras y que su sonrisa es una de sus armas de desmarque, pero lo que más le gusta es que esa sonrisa se convierta en risa. Desde que descubrió el coaching tiene claro que este es su camino y no ha dejado de luchar. Ha vivido un proceso hasta llegar donde está y quiere ayudarte a que tú también lo consigas. Cada día tiene la oportunidad de conocer y ayudar a mujeres reales como tú. Puede inspirarte, guiarte y ayudarte para que disfrutes de tu vida de forma real y auténtica. Para ella es emocionante retarse para que vivas, sientas y ames intensamente. Todo lo que hay en tu vida comienza y acaba en ti…

¿Te ha gustado? Compártelo ;)

12 reflexiones en Reflexiones de una mujer de 40 quemada con su trabajo. ¿Es tu caso?

  1. Mónica Responder 12 Junio, 2017 at 10:18 am

    pues sueño cada dia con tener mi propio negocio, levantarme con ilusión a pesar de ir a trabajar, por que me gusta lo que hago…con eso sueño, y a veces como dices soy valiente y digo que lo voy a hacer antes de tal fecha…pero luego me atrapa mi otro yo y me dice…estas loca? con la que está cayendo?… y asi sigo…que pena me da.

    #
    • Raquel
      Raquel Responder 12 Junio, 2017 at 10:58 am

      Hola Mónica, por favor no te castigues por actuar así, todas tenemos miedos, todas tenemos a nuestro saboteador ahí pendiente de no arriesgar y descubrir que los sueños son para que se hagan realidad, y solas a veces es tan difícil.

      Si nos enfrentamos solas a esta situación es una continua lucha de tu contigo misma, y parece que siempre estés en una espiral que no sepas cortar, y que cada vez te entristece más, te frustra, te da rabia…y te hace pensar muchas cosas feas e inciertas de ti misma.

      Eres valiente, hoy aqui y ahora.

      Eres afortunada por tener un sueño, y querer trabajar de una forma diferente, por querer apostar por tu felicidad ¿Quién te ha dicho que eso esta mal?

      Si otras pueden ¿por qué tú no?

      Tú eres igual de especial, tienes las mismas capacidades, pero tienes que creer en ti y a eso no nos enseñan pero te pueden ayudar, para dar pasos con seguridad, confianza y cada vez acercarte más a tu estilo de vida y de trabajo ideal para ti.

      Porque no se trata de cortar por lo sano, se trata de ir caminando hacia tu sueño, y cada vez estar más cerca y cada vez saber que lo puedes tocar, que lo puedes conseguir.

      No es tan difícil como te lo imaginas o supones, pero hay que dar un paso diferente, hay que romper el bucle de pensamientos, de miedos, en los que estamos inmersas. Hay que tomar una acción, una decisión pequeña pero que te haga acercarte a tu sueño sin riesgos.

      He ayudado a muchas mujeres como tú y es indescriptible como puedes hacer realidad la vida que sueñas.

      Mónica estoy convencida de que tú también puedes.

      Espero haberte ayudado a tener hoy un poco más de ilusión ;)

      Un abrazo

      #
  2. María Responder 12 Junio, 2017 at 11:45 am

    Buenos días, Raquel

    Yo he ido a un curso de emorendedores y he descubierto por casualidad el coaching adaptado q la empresa y como contable me gustaría tirar por ese camino pero no sé cómo hacerlo ….

    Me puedes aconsejar ?

    #
    • Raquel
      Raquel Responder 12 Junio, 2017 at 1:56 pm

      Hola María,

      ¡Qué descubrimiento tan fantástico! y que inspiración, porque me parece muy interesante crear algo fusionando el coaching con la contabilidad.

      Me comentas que has descubierto el coaching adaptado a las empresas y supongo que tu idea es adaptar el coaching junto con la contabilidad a las empresas también.

      Perfecto esa es tu primera idea, un plan alternativo a tu trabajo actual que te permitiría hacer y ser más libre más feliz.

      Se que al encontrar tu idea parece que tengas que ir directamente a hacerla realidad pero antes hay otras cosas que tienes que tener en cuenta para ir sobre seguro, afrontar los miedos que aparecen, las dudas o el sentimiento de estar perdida y no saber por donde empezar.

      Primeros pasos para poder empezar:

      1. ¿Qué es lo que te ha llamado la atención de este descubrimiento para querer ir por ese camino?

      2. ¿Qué piensas que puede ofrecerte este nuevo camino del camino en el que estas ahora?

      3. ¿Cómo te imaginas esta nueva aventura (este nuevo trabajo)?

      4. ¿Qué tienes y que te hace falta para empezar?

      Si te repondes a estas preguntas estarás trabajando y poniendo foco a lo que realmente quieres, y después moldearás mejor tu camino para llegar a tu meta.

      Y con la última respuesta sabrás que tienes ya para poder dar los primeros pasos y si hay algo que necesitas y aun no dispones de ello para empezar, y solo faltará ir a por ello, prepararse y a por el éxito de tu idea.

      Es importantísimo tener en cuenta todo esto antes de planificar o ejecutar cualquier idea o proyecto, porque lo que se trata es de que encuentres un modo de vida y un medio que te permita vivir así, no un trabajo que te apasione y que te robe vida, no?

      La idea es muy interesante María, una vez establecidas las respuestas a las preguntas podremos entrar más en detalle a pasos concretos para unir coaching y contabilidad de una manera perfecta para ofrecer alas empresas.

      Espero haberte ayudado a empezar a pensar para el cambio..

      Un abrazo

      #
  3. Ximena Responder 12 Junio, 2017 at 7:36 pm

    Buenas tardes Raquel
    Yo tengo un montón de cosas en la cabeza de querer hacer y me invade el miedo para dar el primer paso yo creo que no tengo algo concreto lo que quiero hacer o por donde empezar co dices hay una edad donde todo podías hacer a todo podías enfrentarte .
    Gracias por estar ahí para ayudarnos y animarnos.

    #
    • Raquel
      Raquel Responder 12 Junio, 2017 at 8:38 pm

      Hola Ximena,

      Gracias a ti por compartir con nosotras tu propia situación actual y tus sentimientos.

      Que tengas un montón de ideas u opciones a las que puedas darle forma para que sean una alternativa laboral es casi igual de agobiante a no tener ninguna.

      Porque ¿Por donde empiezas? ¿Cuál eliges? ¿Cuál será la que me aporte más éxito o más seguridad?

      Querer emprender y tener un plan B que puedas desarrollar y comprobar si es factible darlo a conocer al mundo y que te ofrezca a lo que ya tenemos como trabajo “oficial” por decirlo de alguna manera, una posibilidad de libertad y de tener la vida que sueñas es algo que muchas veces no sabes ni como afrontar.

      Y no es por la edad Ximena, tu tienes mucha más energía, más voluntad y más capacidades que alguien más joven, si es con quien te comparas.

      Lo que si hay que hacer es trabajar una parte de nosotras mismas, a nivel interno, para saber por donde empezar, dar el primer paso para elegir, emprender y estar totalmente seguras, convencidas de que esto es lo que queremos hacer.

      Pero seguro que si trabajas algunos aspectos sobre todas las cosas que tienes en la cabeza podrás realizar una primera lista de todas esas cosas, tenerlas escritas es fundamental, y a partir de ahí poder jugar sobre lista de las que más nos gusta a la que menos, de la más fácil a la que menos, de la que más nos puede proporcionar más dinero al que menos… y esto nos ayudará con una reflexión mucho mayor y elegir para poder dar el paso.

      Muchas veces también nos limitan los miedos a tener muchas ideas, no creer que estamos preparadas y no dar el paso de decidir o simplemente ir más allá y reflexionar para tener más información sobre ti misma y tus ideas.

      Ánimo Ximena porque si estas así, emprender es una gran aventura y tu tienes ganas de vivirla.

      Espero haberte ayudado a mover todas esas ideas que tienes.

      Un abrazo enorme

      #
  4. semiramis Responder 14 Junio, 2017 at 8:49 am

    Autónoma 46 años de edad y a punto de cerrar negocio sin perspectiva de trabajo por mi edad
    Mi marido y yo trabajamos juntos, el barco se hunde aora los dos
    No tengo sueños

    #
    • Raquel
      Raquel Responder 14 Junio, 2017 at 10:23 am

      Semiramis siento mucho la situación por la que estáis pasando.

      Sé que son momentos duros, y situaciones complicadas porque las circunstancias son extremas. Seguro que el camino hasta llegar a este punto ha sido arduo y la decisión de cerrar el negocio tiene unos motivos contundentes.

      En esta situación ver una perspectiva diferente parece algo imposible, pero ¿si alguien te pudiera ayudar a descubrir una salida a esta situación le cogerías la mano?

      No voy a negar que el barco en el que ibais, vais a dejarlo marchar y es duro, pero seguro que tú o ambos hacéis un equipo fantástico y con toda vuestra experiencia tienes muchas cosas que enseñar o mostrar a otras personas.

      Sé que esto a veces es difícil de ver de una misma, estás en un momento lleno de nubarrones y tu visión de todo es bastante negra.

      Lo entiendo y estás en tu derecho, pero esto no puede convertirse en algo que vaya contigo. Hay que ver el rincón por donde entra un rayo de luz, y si no lo ves, lo podemos crear.

      Dices que no tienes sueños pero ¿te gustaría que tu situación a nivel laboral fuera diferente? ¿Encontrar algo que te devolviera la ilusión y la confianza, y que te aportara una remuneración económica que te permitiera tener un trabajo elegido por ti?

      Si mentalmente ha sonado un sí en tu cabeza, tu niña interior te está dando fuerzas para que busques la manera y la ayuda.

      Muchas veces solas no podemos, pero no estás sola seminaris. Estamos contigo para ayudarte, y sabemos cómo hacerlo.

      Tu edad es perfecta para descubrir qué puedes hacer. Si otras personas y otras mujeres pueden, tú también, estoy segura, lo he visto con mis propios ojos.

      No tienen nada especial esas mujeres, lo único que hacen diferente es creer en ellas mismas, y si ahora no crees, te ayudamos a creer en ti.

      Un abrazo enorme para superar esta etapa. Estamos aquí para lo que necesites, y espero haber sembrado en ti una semillita de alivio en estos momentos con estas palabras.

      #
  5. Pashmina Responder 14 Junio, 2017 at 12:13 pm

    Hola Raquel
    Tengo un negocio, una peluquería . Como autónomo que soy hay que trabajar mucho para sacar el negocio adelante y son demasiadas horas y mucharesponsabilidad que te va quemando física, pero más psicológicamente. No tengo tiempo para mi casa ni para el ocio…y eso me está repercutiendo en mi vida personal. Pero no sé cómo buscar una alternativa a algo que necesito hacerlo para tirar adelante y llevar el negocio bien.
    Gracias

    #
    • Raquel
      Raquel Responder 14 Junio, 2017 at 1:19 pm

      Hola Pashmina,

      Encantada de poder escribirte y de que compartas tu situación y lo que te gustaría que cambiase para que podamos ayudarte con nuestro granito de arena.

      Me encuentro con muchas mujeres en tu misma situación, autónomas que tienen que trabajar horas horas y horas para poder cubrir todo deblo que eres responsable al tener tu propio negocio.

      Si al final el trabajo está mermando tus áreas más personales hay que hacer una revisión del punto en el que está nuestra empresa, que hemos hecho para llegar ahí y buscar alternativas de conseguir más por menos esfuerzo.

      Se puede aunque ahora lo veas imposible.

      Hay perspectivas que en estos momentos no estás teniendo en cuenta porque es imposible verlas cuando el día a día es sobrevivir.

      No nos queda tiempo para parar, reflexionar, e ir haciendo cambios poco a poco que nos den un respiro.

      A veces necesitamos a alguien que nos acompañe para no sentirnos tan solas, que cargue un poco con ese cansancio total y no recaiga todo sobre ti.

      ¿Te imaginas compartir lo que más te preocupa?

      ¿Te imaginas que alguien te ayuda a hacer las cosas de forma diferente y encuentras la forma de mejorar tu vida personal?

      Al final todo repercute en todo, pero tu vida personal, tu salud física y mental, tu bienestar, tu tranquilidad es vital, no dejes que cargue con más peso, vamos a despejarlo.

      Podemos Pashmina, estamos aquí para ayudarte.

      Espero haberte dado ánimos para sentir el día más ligero.

      Un abrazo enorme valiente que ser autónoma y luchar por nuestro trabajo requiere de mucha valentía.

      #
  6. sandra Responder 14 Junio, 2017 at 11:42 pm

    Hola Raquel!

    Llevo 16 años trabajando en la misma,empresa y aunque al principio estaba llena,de ilusión y me gustaba mi trabajo ,ha llegado un punto en que aunque me continua gustando el trabajo que hago ya no tengo ninguna motivación por él!,Hace mucho tiempo que soy la persona a,la,que todos los compañeros preguntan y consultan sus dudas ,pero nunca,he ejercido de jefa del departamento.Sino que hay otras personas ejerciendo ese papel ,pero a,la,que me consultan todo es a mi.Seguramente algo falla en mí para que no me propongan como encargada,del departamento.
    Ha llegado un punto que ya,estoy muy quemada y que necesito abrirme a nuevos retos (no sé cuales).
    Me veo como fuera,de lugar dentro de la empresa.Estoy haciendo cursos de Pnl ,ya que me gustan todos los,temas relacionados y empecé a,estudiar psicología pero no acaban de responder a mis preguntas.
    Estoy muy desmotivada y eso afecta a mi vida personal.
    Gracias

    #
    • Raquel
      Raquel Responder 15 Junio, 2017 at 9:34 am

      Hola Sandra,

      Entiendo perfectamente por lo que estás pasando. Cuando la falta de refuerzo positivo por lo que aportamos a la empresa no aparece por ningún lado y se da por hecho que lo que haces es lo que tienes que hacer, te vas cerrando en banda, en tus pensamientos negativos, en tu apatía y en hacer tu trabajo mecánico, responder las preguntas y pasar la jornada laboral pensando que esto no es lo que quieres.

      Y esto quien lo paga eres tú, tu familia…porque la mala energía, nuestro decaimiento, desilusión no se queda en el despacho, se coge a nuestra chepa y nos pesa.

      Si has llegado a ese punto de inflexión, en el que quieres apostar por tu bienestar, tu felicidad y por reilusionarte de nuevo, vamos a allá.

      Me has comentado que quieres abrirte a nuevos retos, ya con las palabras que has escogido te estas llenando de una fuerza y una energía muy positiva para conseguirlo.

      Pero estás perdida porque has intentado encontrar respuestas en cursos de PNL, estudiando psicología y no es lo que tú necesitas.

      No te preocupes. Tener inquietudes, probar y descartar es algo muy positivo. Además, todo lo que has aprendido de ello te va a servir para tu nueva etapa, pero hay que saber ver, discernir y escoger, y si alguien te acompaña para que sepas qué nuevos retos puedes empezar va a ser maravilloso.

      A veces nosotras estamos tan metidas en nuestra vida actual que no podemos ver otras alternativas o conectar con aquello que nos haría sentir pasión de nuevo. Pero esto tiene solución Sandra.

      No todo el mundo tiene claro cuando decide pararse en ese punto de inflexión y tomar otro camino qué va hacer, pero no es mejor ni peor esa situación.

      Descubrir qué caminos alternativos puedes escoger sería lo primero que podrías hacer, sin agobios y disfrutando del camino.

      Te propongo un pequeño ejercicio a ver si te ayuda. Muchas veces pensamos en qué podríamos hacer, qué se nos da bien… pero lo que de verdad quieres es cambiar tu actitud, tener más energía y dejar de estar cansada, tener más tiempo de calidad para ti y los tuyos… ¿me equivoco?

      Tomate un pequeño respiro cuando puedas y describe cómo sería un día perfecto en una vida ideal para ti. Cuando tengas este ejercicio podrás seguir trabajando y ya verás como descubrir los nuevos retos será más fácil.

      Espero que te inspire el ejercicio y que disfrutes realizándolo, Sandra.

      Un abrazo enorme.

      Espero que estas palabras te ayuden a tener un día más ilusionante ante la posibilidad que tienes de encontrar tus retos.

      #

Deja un comentario


También te puede interesar...