Top Menu

Cómo superar el miedo a emprender y fracasar en 5 claves

Por Ros

Publicado en | Tags : , ,

¿Sueñas con emprender pero el miedo te paraliza?

Es muy razonable. De verdad.

Todas pasamos por ese inicio desconcertante.

Quieres estar segura y necesitas saber que no te vas a equivocar y que todo saldrá bien.

Pero déjame que te diga algo: la vida es cambio, evolución y crecimiento.

Y emprender también.

Permanecer estática en un trabajo que no te hace feliz tampoco te “garantiza” esa deseada estabilidad.

Tu empresa también toma sus propias decisiones de cambio para crecer, ser más rentable, extenderse…

Y puede que tú entres es sus planes llegado el momento, o no.

¿Cómo te quedarías entonces?

¿Y si has dejado escapar la oportunidad de que tu futuro dependa de ti?

Tienes una posibilidad infinita de emprender a los 40.

 

Somos unas privilegiadas al poder emprender HOY.

Actualmente, emprender está a tu alcance de una forma mucho más sencilla que antes.

Tienes muchísima información en internet.

Existen millones de herramientas para facilitarte el trabajo.

Casos de éxito que te demuestran que tú también puedes.

Y un mundo digital a tus pies.

Para trabajar desde casa o desde Nueva Zelanda.

Establecer contacto con otras emprendedoras es algo motivador y muy enriquecedor.

Todas estamos hambrientas de hablar y escuchar a otras mujeres que nos entiendan.

Esto es lo que llaman ahora hacer networking.

Pero lo que más frena a todas esas mujeres que, como tú, están pensando lo ideal que sería emprender a los 40 es el miedo.

El miedo a fracasar.

Que te equivoques, que las cosas no salgan como tienes planeado, que falles a tu familia…

Presiones sociales, familiares y económicas hacen que decidas ceder tus deseos para que los cumplan otras, pero no tú.

Y acabas trabajando en un empleo convencional, que tiene fecha de caducidad conforme avanza el ritmo y el cambio.

Un trabajo que no te deja expresar tu talento y mucho menos conectar con tu pasión.

¿En estos momentos estas así en tu empresa?

Solo tú tienes el poder de romper con esas ataduras que no te hacen feliz.

Ser mujer es un regalo y ser emprendedora un riesgo, pero si haces esa combinación puedes obtener resultados increíbles.

Puedes obtener una vida satisfactoria en todos los sentidos de tu vida, incluso en lo económico.

Eso sí, todo reto requiere su preparación mental y la mejor de las actitudes.

 

5 claves para dejar a un lado el miedo a emprender.

1. Confía en ti.

Qué importante es la confianza para las mujeres, ¿verdad?

En una relación, confiar en la otra persona es clave para poder seguir con ella y tomar decisiones.

Confiar te proporciona seguridad.

Pero es algo que le pides a los demás y no a ti misma.

¿Por qué te cuesta tanto confiar en ti misma?

Esa desconfianza que tienes en ti, te genera mucha inseguridad a la hora de tomar decisiones.

Decisiones pequeñas o grandes, todas te cuestan igual.

Y la duda te acompaña allá donde vas.

Para reducir las dudas, ganar seguridad y afianzar la confianza en ti, es necesario perder el miedo a actuar.

Si empiezas a valorar tus capacidades, a tenerlas en cuenta, a vivir tu día a día con todo aquello que sabes hacer y muy bien…

Todo va a cambiar.

Tu talento va a despertar y de repente todo te resultará mucho más fácil de lo que habías imaginado.

Tú eres la persona que más te conoce.

Eres la única que puede hacerte brillar.

Si cambias la perspectiva de enfocarte en todo aquello que te genera inseguridad, y refuerzas todo lo que sabes hacer muy bien, el miedo se deshinchara como un globo y podrás sentirte libre, segura y confiada para emprender.

Y conseguir tu libertad económica.

Y realizarte como la persona que siempre has soñado ser.

 

2. Imagina algo increíble.

Todo lo que piensas, todas tus ideas y todos tus proyectos son increíbles.

Si estás pensando en lanzarte a la piscina y te entran los nervios solo de pensarlo es que hay algo grande dentro de ti.

Si vas a empezar, aprovecha la coyuntura de lo desconocido, de lo nuevo, de lo expectante.

No te hagas pequeña y reduzcas tus sueños a algo controlado, a algo de principiantes.

Tu sueño es tu proyecto de vida.

Tu idea es vivir con tu estilo de vida ideal.

Tu vida, o la vives con pasión, o no la vivas.

Todo tiene un proceso, pero cuando te pongas a imaginar, visualiza algo increíble.

Algo que te deje con la boca abierta y a lo que digas: Wow!

Una vez tengas tu wow crea diferentes planes.

El plan A es el inicial, el plan B el de seguridad y el plan C el de cambio de planes.

De esta forma podrás ver la realidad y superar situaciones de crisis sin que tu idea deje de ser increíble.

Ser realista no está reñido con una ambición sana y positiva.

Imaginar algo grande te hace tener una perspectiva más amplia de oportunidades para alcanzar tu éxito.

No encojas tu idea aunque pase por la lavadora de las ideas.

 

3. Crea conexiones.

Sola puedes llegar más rápido, acompañada puedes llegar más lejos.

Tú eliges.

Vas a necesitar otros ojos que te den otro punto de vista.

Vas a necesitar apoyo para los días en los que no tengas fuerzas.

Vas a necesitar un empuje en aquello a lo que no llegues.

Detecta qué puntos no son tu fuerte y delega ese trabajo.

Busca a alguien excelente en ellos y tendrás un proyecto con éxito.

Elige muy bien con quién quieres trabajar, cual es el perfil que necesitas buscar, y colabora.

Crea sintonías especiales para que tu proyecto esté en las mejores manos.

 

 

4. Rétate cada día.

Que ahora mismo estés pensando en todo lo que desconoces es lógico.

No sabes de todo, pero sabes mucho de tu proyecto.

El desconocimiento de un determinado tema solo es el empujón para crecer.

Investigar lo máximo posible sobre emprendimiento es fundamental para desarrollar tus habilidades de emprendedora de éxito.

Además, puede que se convierta en un vicio apasionante.

Vas a querer conocerte más, ponerte a prueba en lo que ya eres buena y descubrir mucho más de ti que no sabías.

Esto te hará estar cada día más preparada para gestionar todas las situaciones que surgen cuando emprendes.

Adaptarse a los cambios de planes, tener paciencia, celebrar los triunfos…

Todo ello hará que disminuya considerablemente tu miedo a fracasar y que estés preparada para cada etapa que vas a vivir.

El entrenamiento mediante la preparación es una herramienta clave para retarte cada día.

Superarte a ti misma y conocer la sensación de orgullo máximo, te llenará de sensaciones indescriptibles.

 

5. Haz volar tu idea.

Por no creer en ti misma, surgen muchas dudas que afectan a tu idea.

Tú no crees ser merecedora de éxito porque no sabes hacer algo tan bien como para que guste, por lo que tu idea no es buena y no va a triunfar.

Eso es lo que mentalmente te repites para convencerte de que tienes que olvidar esa idea loca de emprender a los 40.

El miedo tiene ese poder: se alimenta de los pensamientos.

Pensamientos negativos que no paran de revolotear por tu mente.

Pero es necesario detectarlos, hacerlos conscientes y transformarlos.

Tu proyecto te puedo asegurar que es mucho mejor de lo que piensas.

No te puedes imaginar lo que te va a ofrecer en tu vida.

Por eso, no te obligues a anular esa ilusión.

Visualízate con todo el éxito que te gustaría tener.

Piensa que éxito no es tener millones en el banco, es tener la vida que siempre has deseado, con tiempo, con tranquilidad, seguridad…

Convierte todo lo que te vaya viniendo, lo que aprendas, lo que te digan para mejorar y alcanzarás tu vida soñada gracias a apostar por ti.

A creer en ti.

Tu actitud va a marcar la diferencia.

Conviértete en una mariposa y deja tu uniforme de seda.

¿Quieres superar tu miedo a emprender?

Sobre Ros

Dicen que su capacidad para desarrollar un concepto de la nada y transformarlo en un negocio triunfador, es única. Nacida para emprender, Ros se lanza a cada proyecto siempre con una sonrisa, porque está convencida de que en esta vida hay que hacer las cosas con ilusión, buen humor (el suyo, dicen que es algo inglés), y respeto por los demás. Le fascina Internet porque tiene el "superpoder" de acercar el conocimiento y las personas entre sí como nada ni nadie. No cree en las distancias, y está convencida de que uno puede sentirse cerca de quien quiera, esté donde esté. La aventura de la Re-invención a los 40 le está resultando súper emocionante. Y quiere más.

¿Te ha gustado? Compártelo ;)

Aún no hay comentarios. ¿Te animas a ser la primera?

Deja un comentario


También te puede interesar...